domingo, 12 de febrero de 2012

Whitney Houston y el amor de Jesús

La repentina, aunque desgraciadamente no sorprendente, muerte de Whitney Houston predomina en las noticias del día de hoy. Obituarios, canciones y condolencias rellenan los comentarios sobre su difícil biografía y trayectoria musical (más que brillante, por cierto).

Me encanta el estilo musical de Whitney Houston y pienso saborear sus discos de grandes éxitos mientras conduzco en alguno de los viajes que haga en estos días. Pero hoy la vida y la muerte de Whitney me traen una reflexión sobre la gracia que, precisamente, ponen en relación la vida y la obra de esta cantante. La reflexión es bastante sencilla: por encima y más allá de tus éxitos y de tus fracasos, el amor de Jesucristo es la fuerza y la meta del cristiano. Más aún en los casos citados de fracaso, porque Jesús ha venido para dar su amor a todos, pero especialmente para sanar a quienes lo necesitan.

La vida y circunstancias de W. Houston muestran de manera muy gráfica esta convicción teológica. Y aunque su canción más escuchada y vendida fue “I always love you”, hoy me he acordado de que en “El guardaespaldas”, la película que promocionó y acogió dicha canción, hay una bella escena aderezada de modo magistral por un breve extracto de un canto gospel titulado “Jesus loves me”. Como la letra lo dice todo, os la dejo aquí junto con el breve vídeo que os recomiendo ver (pese a su baja calidad). Descanse en paz Whitney Houston y siga sonando su música en la vida de tantas o más personas como la ha hecho hasta ahora.

Sí, Cristo me ama, porque la Biblia así me lo dice
Jesús me ama bien lo sé
Porque la Biblia así me lo dice
Los más pequeńos le pertenecen
Son débiles, pero él es fuerte

Sí, Jesús me ama
Oh, sí, Jesús me ama
Sí Cristo me ama, porque la Biblia así me lo dice.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario