viernes, 13 de diciembre de 2013

Proyecto conjunto de Cáritas y Manos Unidas

Uno de los signos más evidentes de cierta dificultad de comunicación de la Iglesia española con su entorno social es el simple hecho de que muchos ciudadanos desconocen la relación de la propia Iglesia con sus ONGs. Prueba de ello es que, por ejemplo, en algunas encuestas suele relucir una gran simpatía hacia Cáritas mientras que la Iglesia no ocupa un lugar importante entre las instituciones de referencia para muchos españoles. Y eso, aparte de una cuestión de ignorancia achacable a los encuestados, es una evidencia de que hay cosas que se pueden hacer mejor.

Y he aquí que estos días nos hemos encontrado con una gran noticia referida a esto que trato de expresar. En la sede de una universidad católica, dos obispos, un teólogo y dos representantes de Cáritas y Manos Unidas presentan un proyecto conjunto de ambas organizaciones con el título “Una sola familia humana: Alimentos para todos”, por el cual se nos proponen no sólo sensibilizarnos sobre esta problemática, sino erradicar tal injusticia antes del año 2025. Para más información incluyo este enlace que ofrece detalles.

Como no puede ser de otra forma, esta iniciativa tan gozosa es fuente de gracia para la Iglesia y para la sociedad, no sólo por su objetivo, sino también porque en la forma de presentarse y proponerse hay un signo de comunicación con la sociedad que se corresponde con los nuevos aires eclesiales que parecen calar más en la sociedad. No digo que sea algo novedoso, ya que la acción eclesial solidaria siempre ha sido bastante ejemplar, sino que incido en la idea ya señalada otras veces en este blog de que la Tradición de la Iglesia bien expresada tiene mucho que decir a nuestro mundo. Ojalá este proyecto sea un éxito. Tanto sus promotores como sus destinatarios se lo merecen sin duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario